Vean a 30 minutos que el futuro del Ibex ataca la media mientras los otros dos rebotan en ella. Todavía no se puede cantar victoria.