El futuro del SP 500 cerró por debajo de la zona de los 2000 puntos, resistencia número redondo que no es fácil de superar a la primera de cambio. Recordemos que el dato de creación de empleo que conocimos el viernes necesita digestión por esa reducción de los salarios, pero es que ya entramos en una semana en donde todos los ojos están puestos en la reunión del BCE del jueves que viene, donde se espera que tome medidas para poder paliar los efectos secundarios de tener un precio del crudo baja durante cierto tiempo, aunque viendo el repunte reciente y el despertar de las materias primas, debemos tener precaución y cautela por si tenemos alguna sorpresa negativa en este aspecto.
 
El futuro del SP 500 cerró el viernes lejos de los máximos y dejando una muestra de interés vendedor de la zona, algo que fue replicado tanto por el futuro del índice alemán como del europeo como se puede ver en el gráfico adjunto, una karakasa invertida con repunte de volumen y mucha atención al RSI porque si pierde su impulso alcista desde los mínimos en sobreventa del mes pasado, las ventas podría tener cierto apoyo.
 
 
indices