Como se puede ver, el futuro del DAX a 30 minutos no perfora la media de 200 y compramos tiempo a la espera del veredicto de Wall Street de la primera sesión donde se celebra el FOMC:

 
indices