A 3 minutos se ve claro que en los máximos del rebote del Ibex tenemos una karakasa invertida con repunte de volumen. Algo parecido tenemos en el DAX y eso nos deja ya listos para la influencia de Wall Street que toma el mando ya de la sesión:

indices