En los últimos minutos se han recuperado los precios y se ha aplazado el peligro de ver figuras bajistas (por el momento), pero hay que ser conscientes del aplazamiento, pues si cerramos cerca de los máximos del día, podríamos tener las dos terceras partes de un hombre colgado que necesitaría tener una vela de venta clara para ponernos en peligro:

 
indices