De momento  no perdemos los mínimos del viernes y eso ya es todo un logro. Se ha descontado mucho daño y ahora es el turno de las previsiones. Mientras las rebajas de las mismas estén dentro de lo descontado, estaremos estables, pero si las previsiones no son tan malas, hay espacio para rebote… pero como las negociaciones sean difíciles, entonces el peligro volverá:

 
indices