La parada de las ventas a la espera de Wall Street se ha terminado cuando hemos visto que el mercado ha acelerado las pérdidas tras una reacción inicial positiva tras el ISM de no manufacturas. Ahora toca estar pendiente si el Ibex arrastra al resto:

 
indices