Como se puede observar el gráfico adjunto a 30 minutos, tanto el futuro del índice alemán como el europeo siguen muy pegados al soporte de los máximos del viernes pasado. El indicador más claro que tenemos ahora mismo es el RSI del futuro del índice europeo que tiene una clara directriz alcista y estamos en este momento atacándola. Por lo tanto, mucho cuidado si este indicador pierde la directriz pues ha salido hace poco de la sobrecompra, lo que añadiría más presión sobre ese soporte y sobre Europa.

 
indices