Vean cómo el futuro del DAX ataca los mínimos del día. Cuidado que nos puede arrastrar a todos:

indices