El futuro del Ibex cae más del -1,3% en un día en que casi todo lo importante está cerrado así que parece que el resultado de las elecciones y el aparente exceso de pluralidad puede abrir la puerta a tensiones que acaben desestabilizando la política económica que actualmente se lleva a cabo, así que es comprensible que los inversores tengan más cautela sobre nuestro país.

 
ibex