El futuro del Ibex 35 sigue lejos de la zona de máximos, y también de la zona de resistencia que forma la directriz alcista que viene desde los mínimos de febrero, tal como se puede observar en el gráfico adjunto.

Si se fijan bien, verán que la zona de soporte, las dos líneas horizontales, forman la línea clavícular de un hombro cabeza hombro al que le falta acabar de hacer en el hombro derecho y recuerden que todo el mundo le está dando vueltas a la situación de Grecia, por lo que debemos tener muchísimo cuidado con el movimiento de hoy, ya que de cerrar tal como estamos ahora dejaríamos una karajas invertida a muy poca distancia de una zona de resistencias y sólo le faltaría tener un volumen superior al de ayer, para dejar una muestra de interés vendedor en un momento de alta incertidumbre por la reunión con Grecia, por lo que debemos tener muchísimo cuidado.
ibex