Vean cómo no nos hemos movido casi nada, esperando al domingo. Veremos si las declaraciones públicas de Tsipras puede movernos algo:
 
indices