La doble nacionalidad de la empresa sigue pasando factura y las cosas van a peor. Si se fijan en el gráfico adjunto a semanas, nos mantenemos por debajo de la media de 200 semanas pero estamos ya en fuerte sobreventa. La semana pasada dejamos claro el soporte que tenemos en la zona de los cuatro euros pero volvemos a acercarnos tras un rebote fallido. Si se fijan, entre 2015 y lo que llevamos de 2016 tenemos un claro hombro cabeza hombro con el RSI bajista en todas sus piezas, así que el objetivo de la figura nos llevaría un poco más abajo de la zona de soporte de los mínimos de 2014, pero la situación es bastante más grave, así que debemos tener mucho cuidado si nos colocamos por debajo de esos cuatro euros.
 
aig