Es el peor del Ibex 35 con un descenso de -1,64% y está muy cerca de hacer una especie de envolvente bajista que podría acabar en una estrella de la noche.
 
Es cierto que tras alcanzar la sobreventa en los mínimos de febrero hemos tenido un repunte bastante importante que más o menos ha coincidido con la recuperación del precio del crudo, algo que hasta cierto punto parece contradictorio tratándose de un coste para esta empresa, pero hay que darse cuenta de la fortísima bajada que hemos tenido desde los máximos de este año, por lo que debe haber mucho ya descontado de lo que hemos visto hasta el momento. No obstante,algo que no debemos perder de vista es el posible triple cruce de la muerte a la baja que las medias pueden realizar en lo que queda de mes o en el próximo, si seguimos manteniéndonos por debajo de la media de 200 sesiones.
 
Si el crudo realmente se estabiliza y sólo puede subir en el tiempo, el mercado le acabará penalizando, algo que va a favor de ese cruce.
 
iag