Vean a semanas la situación de múltiples resistencias a las que se enfrenta.

Por un lado tenemos la directriz bajista desde los máximos de 2015 junto con la media de 100 semanas que ya hizo de soporte en 2016 hasta que se perdió.

El RSI está ya a las puertas de la sobrecompra, así que cuidado con la salida de la zona y la pérdida de la directriz alcista.

Por último, el acumulación distribución está ya en máximos de 205, por lo que tenemos 3 punto importantes a vigilar, sobre todo con lo que pueda pasar con el crudo y cómo se tome la OPEP la amenaza de la producción de EEUU.

iag