Tras el susto del desgraciado accidente, volvemos a recuperar terreno e incluso subimos más alto. Como se puede ver, el movimiento de rotura de máximos sigue su curso apoyado por el cambio de dirección del RSI y el nuevo máximo del acumulación distribución:
 
 
iag