Muy poco tiempo ha durado este valor por encima de los máximos de febrero cuando presentó resultados.

Sí miran el gráfico adjunto, verán que volvimos a darnos la vuelta otra vez la zona de la directriz resistencia que sale de unir los máximos de enero con los de febrero. El soporte también está claro, ya que los mínimos de febrero unidos con los de marzo nos dan el punto de giro, y precisamente es esa directriz soporte la que debemos vigilar por si es perdida próximamente.

iag