Al final se confirmó el doble techo con la divergencia bajista en el RSI y estamos tocando uno de los puntos importantes del movimiento reciente que es donde apareció una muestra de interés comprador que nos aguantó los niveles en los días siguientes.

Debemos tener cuidado si acabamos perdiendo esa zona que puede verse claramente dibujada en el gráfico, porque la situación puede empeorar, y más, si el euro sigue mejorando y arrastra al alza los precios del crudo.
iag