Como podemos ver, tenemos un doble techo en los máximos del año y marcado con una divergencia en el RSI importante.

Ahora la bajada nos pone a atacar la directriz alcista que viene desde los mínimos de octubre del año pasado.

El RSI pierde la tendencia alcista y ojo al acumulación distribución porque también está atacando su misma directriz.

aig