El primero de ellos es la opinión del Abogado General de la corte europea en donde dice que limitar la devolución de la cláusulas suelo por parte de los bancos españoles decretada por el Tribunal Supremo de nuestro país es correcta. Un mazazo para todos los que tienen hipoteca, pero un cierto respiro para el sector bancario español, en concreto para el mediano.
 
La cuestión aquí es que este comentario no es 100% fiable de cara al fallo del Tribunal, pero muchas veces coinciden. Este respiro no supone ni de broma una solución al problema del sector bancario español, lo único que viene a decir es que han aumentado las probabilidades de que los bancos no tengan que devolver más dinero por la cuestión de las cláusulas suelo, así que se pueden ahorrar un pico bastante importante.
 
Como podemos imaginarnos, el respiro de todo el sector ha sido muy importante, pero sobre todo en los valores más medianos y más pequeños, donde hemos tenido entre estos últimos disparos superiores al 10% o del 5% los primeros. Volvemos a repetir, no es una cura, es un alivio, ya que el problema de fondo del sector bancario español sigue presente.
 
Tal como comentamos en días anteriores, sigue rondando por el aire un ambiente de rescate de alguien por alguien desde algún sitio y eso se mantiene encima de la mesa. En este momento el súper sector bancario está subiendo sólo 0,55%, pero si miramos por dentro veremos que los españoles son los que llevan la batuta en el día de hoy:
 
Banco Santander, S.A.+0.03 (0.71%)
Banco Bilbao Vizcaya...+0.10 (1.88%)
Bankia SA+0.015 (2.24%)
Banco Popular Espanol SA+0.07 (5.66%)
Bankinter SA+0.02 (0.35%)
Banco de Sabadell SA+0.07 (5.46%)
Barclays PLC-0.75 (-0.50%)
HSBC Holdings plc-1.60 (-0.34%)
Lloyds Banking Group PLC+0.22 (0.39%)
Royal Bank of Scotland...+1.00 (0.55%)
Standard Chartered PLC+3.20 (0.53%)
BNP Paribas SA-0.11 (-0.26%)
Credit Agricole SA+0.01 (0.18%)
Societe Generale SA+0.06 (0.18%)
Natixis SA-0.01 (-0.26%)
Intesa Sanpaolo SpA-0.00 (-0.26%)
Banca Popolare di Milano-0.001 (-0.12%)
Mediobanca Group+0.22 (3.86%)
Banco Popolare Societa...-0.05 (-1.93%)
UniCredit SpA-0.01 (-0.29%)
COMMERZBANK AG+0.01 (0.19%)
Deutsche Bank AG+0.18 (1.37%)

 
Por otro lado, el otro punto importante del día es la nueva subasta de deuda a 10 años de Alemania que por primera vez en la historia en el mercado primario tiene una rentabilidad real negativa, el -0,05%. No es otra cosa que un signo más de la brutal burbuja que existe en el mercado de deuda. Fíjense si la situación es tal, que dentro del G7 Alemania es la segunda en tener en plazos largos rentabilidad negativa, pues Suiza tiene uno a 42 años en rentabilidad negativa, nada menos.
 
En estos momentos la mayoría de los súper sectores de Europa están en positivo pero el de telecomunicaciones está bajando -0,3% porque ha aparecido información en algún medio de comunicación diciendo que tienen planes los de telefónica de recortar ligeramente el dividendo. Uno de los puntos fuertes del valor era precisamente la estabilidad de ese dividendo, así que si esa estrategia empieza a decaer, pues el valor puede perder algo de atractivo. Sobre todo porque ese movimiento puede contagiarse al resto del sector.
 
El mejor súper sector del día es el de recursos básicos con un ascenso del 1,96% con una nueva subida de los precios de los metales, oro, plata y cobre, aunque las petroleras no tienen el día precisamente porque el crudo y el Brent están descendiendo más del 1% tras nuevas informaciones acerca de que la gran cantidad de reservas sigue siendo negativa para los precios, aunque la Agencia Internacional de la Energía ha reconocido que ya existe un equilibrio entre demanda y producción, pero esas reservas influirá negativamente en el precio.
 
El aspecto macroeconómico en Europa hemos conocido unas cifras de IPC y no hemos tenido sorpresas, salvo el de Francia peor de lo esperado, el de Italia ha salido un poco mejor de lo esperado pero lo que más daño nos ha hecho es el dato de producción industrial de la zona euro que ha quedado muchísimo peor de lo esperado, por lo que es otro punto que apoya que el BCE mantenga su visión de los estímulos o incluso lo prepare para acelerar un poco más, aunque le disguste a Alemania.