Hollande, PM de Francia, dice que los acreedores están muy cerca de un acuerdo con Grecia. Dice que la permanencia de Grecia en el Euro está en juego. 

Ojo, lo dice en el sentido de que todavía el acuerdo es posible pero le toca mover ficha a Atenas. Es decir, ellos se han acercado todo lo posible pero Grecia tiene que dar el paso final.

Dice que se pueden retomar las negociaciones y que el acuerdo es todavía posible.

Dice que se han tomado medidas para solidificar la Euzona zona y ayudar contra la especulación.

Dice que la economía francesa es mucho más robusta que hace 4 años y que no hay nada que temer.