La situación no ha cambiado mucho en Europa con respecto al comienzo de la sesión, ya que en casi todos los futuros sobre índices se está en negativo y muchos de ellos por debajo de los máximos del día, y los que están por encima, se mantienen en negativo.
No hay demasiado por lo que moverse, ya que el euro sigue intentando rebotar en zona de soportes pero está muy lejos de los máximos de la sesión, ante la incertidumbre que ha subrayado la Reserva Federal norteamericana casi descartando una subida de tipos el mes que viene y haciendo ver que serán los datos del rendimiento económico los que tendrán la última palabra, así que todo el mundo sigue mirando con obsesión cada dato que aparece.

Precisamente, los PMI de Europa no han emocionado demasiado, algo negativo para el euro, pero sin embargo hemos tenido en Estados Unidos una mezcla de datos que tampoco nos da suficiente como para generar fortaleza en el dólar, un paro semanal que sigue por debajo de los 300.000, una venta de viviendas de segunda mano peor de lo esperado, el indicador de negocios de la Reserva Federal de Filadelfia también es peor de lo esperado pero los indicadores adelantados de la Conference Board son bastante mejores, por lo que seguimos en un entorno, a muy corto plazo, de cierta niebla.
 
El único dato que parece que está moviendo de verdad al mercado es el de las ventas minoristas de Reino Unido que han sido mucho mejores de lo esperado, apoyando a que el súper sector de minoristas sea uno de los mejores del día, aparte de fortalecer a la libra.
 
En estos momentos las petroleras son las mejores subiendo 1,27%, aprovechando que el dólar vuelve a situarse otra vez por encima de los 60,00 $, con un ojo puesto en ese intento de rebote del euro y el nuevo descenso de las reservas semanales de crudo.
 
Cuidados de la salud también sube 0,78% gracias a noticias corporativas y la construcción y materiales mejora 0,58%, teniendo a la española Sacyr como la mejor del Ibex 35 subiendo casi +2%.
 
Precisamente, la peor del Ibex 35, IAG, también muestra el problema del crudo, ya que es uno de los peores súper sectores seguido de bancos con -0,3%, y además las empresas de inversión inmobiliaria también descienden casi -1%.
Con respecto a Estados Unidos, más o menos lo mismo que en Europa, ya que el SPDR de energía es uno de los mejores del día.