Mis analistas han reducido nuestra previsión de crecimiento en los resultados  de las empresas para este año hasta un 3.5 % frente al 7.0 % antes.



 


¿Les parece una mala noticia? Sin duda lo sería con las bolsas en máximos. Ahora, tras lo que hemos sufrido en los últimos meses, quizás incluso sería una noticia positiva. Al fin y al cabo los niveles actuales descuentan en mi opinión un escenario de caída en los beneficios empresariales.

 

 

En general, como ven en el primer gráfico somos algo más negativos que el promedio de mercado (no confundir con precios de mercado: las caídas de los últimos meses han tenido mucho que ver con la gestión del riesgo y poco con fundamentales), con la excepción de nuestro analista USA.

Las conclusiones desde el segundo gráfico son claras: el empeoramiento de las perspectivas en la evolución de los resultados empresariales ha sido consistente durante el último año.



 

Al final, es cierto que los precios del mercado descuentan recesión. Pero no una fuerte recesión, lo que obliga a ser cauteloso en las apuestas alcistas. Especialmente en un entorno de tanta incertidumbre económica.

 

 

Por último, aquí tienen los precios objetivos para los principales índices.

Ajustados, naturalmente, a la propia moderación prevista en el crecimiento de los resultados…

 

 

José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España