En el G7 de mañana se hablará de política y geopolítica, se hablará probablemente de Grecia (aunque, de nuevo, no deja de ser política), se hablará de la política monetaria y se hablará también de Japón. Sí, seguro que se habla de Japón.

Esto es lo que ha dicho hoy el FMI:

1. Llevará tiempo, más tiempo del previsto y con más asistencia financiera, que la inflación alcance su nivel objetivo del 2.0 %
2. El JPY se ha estabilizado en términos reales tras su debilidad en la segunda mitad del año pasado
3. Más impulso monetario sin reformas podría llevar a nuevas caídas y sobrerreacción del JPY
4. El BOJ debe estar preparando para aplicar nuevas medidas expansivas
5. El Gobierno no debe utilizar hipótesis excesivamente optimistas en su reforma fiscal
Sí, se hablará de Japón.

La semana pasada conocimos que la economía japonesa creció más de lo esperado en el Q2, a ritmos del 2.6 %. Pero lo cierto es que buena parte de la sorpresa positiva vino de los inventarios (2.0 % anualizada contribución), lo que nos ha llevado a esperar una moderación en el ritmo de crecimiento durante el Q2 hasta niveles del 1.2 % (-0.6 % desde inventarios).

Para la segunda mitad del año nuestra previsión es de un aumento del 2 %. Y del 0.7 % en términos de calendario (para el año fiscal es del 1.6 %) en 2015.

Con todo, lo cierto es que es la demanda doméstica el motor de crecimiento de la economía japonesa: esperamos un aumento del 0.4 % de la demanda doméstica para un aumento del 0.3 % en el producto durante el Q2.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España