http://www.ecb.europa.eu/press/pdf/md/md1405.pdf

 

Préstamos a las familias de la zona EUR que aceleran su caída anual en mayo del 0.7 % frente a un dato nulo anterior (consumo -2.2 % desde -2.1 % y vivienda -0.3 % desde +0.7 % previo)….préstamos a empresas con caídas anuales del 2.6 %, apenas una mejora marginal desde -2.8 % anterior.

Son los datos de la zona EUR que ayer publicó el ECB.

 

 

¿Cómo hacer compatible el deseado desapalancamiento de empresas y familias con la mejora del acceso al crédito? Decía hace poco un consejero del ECB que el problema no es tanto de liquidez como de riesgo de contrapartida. En el fondo, no es una explicación definitiva cuando precisamente hay también un proceso de ajuste de la deuda acumulada antes de la Crisis no finalizado. ¿La solución? Facilitar el desapalancamiento al mismo tiempo que mejora el escenario de liquidez. Esto es lo que ha hecho el ECB hasta el momento. Aunque, probablemente, tendrá que ser acompañado de nuevas medidas expansivas que pasen también por crear mercado (ABS) y mejorar aún más el precio de los activos financieros (deuda soberana).

 

No es sólo el crédito: el crecimiento de los agregados monetarios, tanto M3 como el más estrecho M1, han moderado su crecimiento en mayo. Y anticipan un crecimiento más bajo en el Q2 para ambos agregados, el más amplio del 0.9 % frente al 1.1 %. ¿Un motivo suficiente para tomar nuevas medidas expansivas? Probablemente el ECB espere unos meses a evaluar las tomadas hace tan sólo un mes, en mi opinión insuficientes. La primera conclusión, considerando a la inflación como fenómeno monetario que es, pasa por temer el riesgo deflacionista de esta moderación en el crecimiento de la liquidez. Pero, ¿no será también un problema de desajuste de la demanda de dinero? La distorsión producida por la revalorización de los activos financieros, especialmente bolsa y papel de largo plazo, pueden haber afectado a la definición de dinero  indexado al crecimiento. Sí, probablemente hace falta más tiempo para evaluarlo.

 

De hecho, la distorsión del mercado de crédito es más visible en los países periféricos que más han sufrido la Crisis financiera. Por ejemplo, en un reciente estudio publicado por el Banco de España se estima que la contracción del crédito no ha sido uniforme entre las empresas: entre un 35/40 % de las compañías no sólo no han sufrido la restricción de crédito sino más bien han seguido mejorando su acceso y con tipos de interés a la baja. Empresas con buenos resultados y en sectores económicos considerados sostenibles.

 

Como ven, dinero hay; crédito, también. Pero la gestión del riesgo obliga a la banca a ser moderada en la concesión de crédito. El resto lo tendrá que cubrir en algún momento el ECB.

 

José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España