La deuda de corto plazo de Grecia vuelve a subir otra vez los tipos acercándose a esa cota peligrosa del 10% a dos años.
 
El mercado se ha puesto nervioso porque parece que no vamos a encontrar acuerdo sobre su programa de rescate en la reunión próxima del euro grupo.

Tsipras dice que sería destructivo para el país que se hablara de más medidas de austeridad y además le ha pedido a Moscovici, de la Unión Europea, una alianza de racionalismo que es necesaria dentro de las discusiones para la renovación del programa de rescate.

Por su lado, Moscovici, dice que con algo de esfuerzo por ambas partes se puede llegar una conclusión en la revisión del programa de rescate. Deja claro que ellos quieren que Grecia crezca en el corazón de la zona euro y que la Comisión lo hará lo mejor que pueda para llegar a un acuerdo dentro de esas conversaciones. Además, dice que Grecia ha superado sus objetivos fiscales en 2016 y que está perfectamente capacitada para hacer lo mismo tanto en 2017 como en 2018.