La última de Grecia es que anda buscando pedir que el mecanismo de estabilidad europeo (ESM) compre deuda de Grecia que tiene en posesión el Banco Central Europeo para que así se puedan pagar los vencimientos este verano, según prensa.

La situación es peligrosa, porque no tiene dinero de las autoridades europeas, se está quedando sin efectivo y encima no puede acudir a los mercados, así que tienen que buscar dinero debajo de cualquier piedra, y más cuando este verano toca devolver cerca de 7.600 millones de euros.

En general, lo que andan buscando es que ese mecanismo de rescate compre deuda, ese dinero invertirlo en pagar lo que tiene que devolver en el verano, y más adelante y ya veremos cómo se devuelve ese dinero más el precio de crear esa operación, así que es una especie de patada a la lata para encontrárnosla un poco más adelante.

Ya veremos si Europa y el ESM aceptan dicho plan… si es que este plan acaba siendo presentado como una opción viable por el gobierno griego…. Pues es pan para hoy y hambre para mañana una vez más.