Todo parece indicar que el FMI ha pesado mucho en la Troika, y se van a rechazar las propuestas griegas, por basarse en su mayoría en hipotéticas subidas de impuestos, muy difíciles de aplicar, en la recesión en que se encuentra Grecia, por la demora de estas negociaciones.

La baza de Tsipras era dividir la troika, para conseguir un acuerdo más favorable, pero al final la troika ha cerrado filas en torno al FMI, y no acepta la ruptura.

La otra baza era mañana forzar una negociación política con los primeros ministros, y estos la van a rehuir.

Seguramente en la reunión del eurogrupo de hoy, a las 19h, se va a hacer contrapropuesta a Grecia, y sobre todo se le vas a pedir, que de mayores pruebas de que va a cumplir.

Si Grecia no acepta, está claro que la siguiente medida, será lo mismo que se hizo con Irlanda y Chipre, amenazar con cortar la ELA en 24 horas. La fuga de depósitos tiene que ser terrible, porque el BCE la ha subido 4 días laborables consecutivos, y las cuentas ya no salen, a los bancos griegos no les quedan colaterales para dar más.

Algunos analistas, consideran que la táctica de Tsipras de la agresión verbal contra el FMI, ha tenido el efecto contrario del que deseaba que era apartarle de las negociaciones. Cuentan algunos medios que círculos cercanos a Lagarde, comentan que está muy dolida por todo lo que se ha dicho.

De cara al mercado, recordar que se ha subido uin 5% a cuenta del acuerdo. Si al final no lo hubiera lo pederá rápidamente, si al final lo hay, y Grecia firma algo serio y sostenible, podría ser la subida mucho mayor, si se firma un parche, subir para luego volver a los líos.