Moody's sube la perspectiva en el sistema bancario griego a estable desde negativo.

El movimiento se ha hecho para reflejar las expectativas de una vuelta al crecimiento de la economía doméstica entre este año y el siguiente.

Considera que el entorno operativo para los bancos griegos va a mejorar gradualmente, marcando un resurgir de las métricas financieras normalizadas con un horizonte entre 12:18 meses. También espera que la presión financiera sobre los bancos griegos se estabilice todavía más.

Además, la perspectiva para el sistema bancario griego tiene en cuenta un día esperado deterioro en la calidad de los activos y en las métricas de capital en 2014.

En general es una estupenda noticia para los activos de riesgo de Europa en especial, lo que puede apoyar a más subidas de los mercados