Mas del 60 % por el No supone sin duda un espaldarazo para el Gobierno griego.
Pero, ¿qué se ha votado en Grecia? Se ha votado el plan de ajustes, incluidos recortes de gastos y subida de impuestos. Y se han votado reformas estructurales para dotar a la economía de mayor flexibilidad. En definitiva, lo que se ha votado es que la economía griega sea sostenible en un Euro más cohesionado y también en una Unión Monetaria lo más próxima posible a óptima. Pero no se ha votado la salida de Grecia del Euro.


¿Les parece una paradoja? Muy compleja, sin duda. Pero ahora ya no se puede decir que la población griega no tenga suficiente información sobre el voto del fin de semana.
¿Y qué hubieran votado el resto de los países europeos si la cuestión hubiera sido reestructurar la deuda griega y suavizar sus ajustes de forma que se genere algo parecido a una Europa de transferencias? Recuerden que los principales acreedores de Grecia son el resto de los países europeos de forma directa o indirecta a través de las Instituciones. Y recuerden también que, precisamente lo que refleja el referéndum de este fin de semana, es que la integración política está muy lejos de haberse conseguido. Obviamente, también de la integración fiscal.

¿Posibilidad de un acuerdo? Es muy complicado; ¿posibilidad de que finalice el corralito bancario en Grecia? Es muy complicado; ¿posibilidad de que la situación se reconduzca de forma ordenada a corto plazo? Difícil, sin duda.

Y como ejemplo de todo lo anterior el anuncio de dimisión de Varoufakis ahora mismo. ¿Las razones? el ya exMinistro griego afirma que muchos ministros de la eurozona no le consideran adecuado para la negociación.
Además, el propio Varoufakis anticipó que en caso de triunfo del No los bancos griegos podrían abrir mañana martes. De nuevo, muy complicado.

Hoy se reunirá el ECB para discutir el ELA. Difícil que haya acuerdo para ampliarlo, aunque no se puede descartar un ajuste a la baja incluso a través de haircut.
Para mañana se ha convocado una Cumbre de Jefes de Gobierno. Veremos.

La fecha límite ahora es el 20 de julio en que vencen 3.5 bn. de deuda a pagar al ECB.


José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España