Cuidado con Grecia, que nos puede acabar contagiando. Los mercados de renta fija griegos y también la bolsa están con muchos problemas, tras saberse que el gobierno pretende poner un impuesto RETROACTIVO, que costumbre tenemos ahora de poner cosas retroactivas, en el infierno fiscal español también, de más del 30% sobre las ganancias en bonos griegos para los no residentes. Cuidado porque como esto siga adelante puede dar muchos problemas. En lugar de poner facilidades, ahora que está entrando el dinero de fuera, empezamos a poner pegas, como los inversores extranjeros se huelan que los demás pueden hacer lo mismo podría haber una debacle de deuda periférica.