El ministro de finanzas griego acaba de decir, en su línea habitual, que el nombre de lo que hacen con Grecia es terrorismo. Y que confirma que dimitará si sale el SI va a dimitir.

Asegura que los bancos griegos van a abrir el martes gane el sí o el no, lo cual es un gesto muy voluntarista pero, si no hay dinero ¿cómo van a abrir?

Sigue pensando que si sale el NO, se conseguirá rápidamente un acuerdo, no es eso, lo que piensa la parte contraria, esta es una composición de lugar realmente peligrosa que se está haciendo el gobierno griego.

En su opinión, si quiebra Grecia se pierde un billón de euros y votar SI es poner en peligro la democracia, porque sería siempre según él, que ganara el voto del miedo.

Parece totalmente desconectado de la realidad económica, muy preocupante para toda Europa.