Moscovici dice que el IVA y las pensiones siguen siendo los principales escollos en la negociación con Grecia. Igualmente la consecución de los objetivos fiscales. En alusión clara a que todo lo siguen basando los griegos a subidas de impuestos en plena recesión.

Lagarde presidenta del FMI por su parte, dice que la puerta sigue abierta a aceptar las propuestas de los acreedores, y que siguen negociando. Y sobre todo que los acreedores siguen unidos, en clara alusión a que no se separan la troika y el FMI que es lo que Tsipras ha intentando desde hace tiempo.

Por su parte Vaorufakis dice que se criticó tanto el texto griego como el de los acreedores, pero que van a seguir discutiendo hasta que se encuentre una solución.

Y ahora viene lo más interesante. Merkel ha dicho que tienen que llegar a una solución como sea antes de la apertura de mercados del lunes, y ha dicho a otros miembros del grupo conservador europeo que no se va a dejar chantajear por Grecia.

Como ven todo una maravilla.