En estos momentos el signo de la sesión en Europa no está claro ya que tenemos ligera subidas en la periferia pero en el centro tenemos ligeras bajadas.

Por un lado deberíamos tener cierta alegría por ver que las negociaciones con Grecia siguen su camino, y muy positivo, al decir desde Europa que la lista de medidas que quiere aplicar gobierno griego es lo suficientemente completa.
 
Quizá precisamente que sea ese el factor que no nos deja tener dirección clara en Europa, ya que ahora mismo parece que todo el dinero se está centrando en Grecia con una subida del 7% de su bolsa y un fuerte descenso de la rentabilidad en el mercado secundario de deuda de la deuda pública, lo que parece hacer ver que los inversores están viendo valor en su mercado y no en el resto.
 
Otra cosa es ver la segunda parte de todo este proceso, que es cómo explicar a los griegos el cambio radical de su postura, ya que recordemos que antes del acuerdo hubo palabras muy duras a la eurozona diciendo que no se iban a comprometer de ninguna de las maneras, y al final ha sido todo lo contrario.
 
Pues bien, en estos momentos el súper sector de recursos básicos es el mejor del día con un aumento de 1,56% principalmente apoyándose en los resultados de BHP Billiton que ha dado unos resultados mejores de lo esperado, aunque siguen en descenso, pero con unos recortes de costes realmente espectaculares que han facilitado que suba dividendo. La parte mala de sus resultados es lo que ya hemos visto en otras compañeras de viaje, ya que poco a poco siguen reduciendo la inversión de capital por los bajos precios de los productos.
 
Por otro lado, las empresas de inversión inmobiliaria están subiendo también 0,71% y su comportamiento beneficia precisamente a todos los países que apostaron en su día por el ladrillo, entre ellos España.
 
Pasando ya a la zona negativa nos encontramos con el gran freno, o acelerador cuando sube, del índice alemán, el súper sector de automoción y recambios que está descendiendo -0,94%.
 
También tenemos problemas en las telecomunicaciones que está bajando -0,56%, pero no tanto por esos malos resultados que ha cosechado telefónica Alemania por la absorción de E-Plus, sino por un descenso del 2% que está teniendo Vodafone y eso que se ha metido ya en series negociaciones con la India para poder dar el siguiente paso a la fibra óptica en el país.
 
La construcción y materiales también está descendiendo -0,32%.
 
En el mercado de divisas tenemos una nueva vuelta a la debilidad del euro en prácticamente todos los cruces que las próximas semanas puede tener más movimiento no tanto por noticias sobre el euro, que está pendiente de lo que pase con Grecia, sino por noticias de la otra mitad del cruce, ya que hoy tenemos la comparecencia de la Presidenta de la Reserva Federal en el congreso de Estados Unidos, en donde se buscarán pistas por todos los lados acerca de cómo es el plan que tienen para la primera subida de tipos de interés, sino también a finales de la semana que viene la presentación de los datos de creación de empleo de febrero.
 
En el mercado secundario de deuda, lo obvio, ya que tenemos fuertes bajadas de rentabilidad en toda la periferia con Grecia la cabeza que se sitúan el 8,62%, arrastrando a España que baja hasta el 1,37% e Italia que también se reduce hasta el 1,46%, haciendo que los diferenciales aumenten porque Alemania está recibiendo el movimiento contrario, no se busca tanto la seguridad y la rentabilidad sube hasta el 0,38%.
 
Vuelve otra vez a ser de interés el movimiento de los precios del crudo ya que tenemos descensos cercanos al 1% en el de referencia en Estados Unidos, aunque la situación se está calmando un poco y ya no son tan abultados, al comienzo de la sesión. El motivo principal de los desvelos otra vez en el mercado de la energía no es otra cosa que la especulación con nuevos incrementos fuertes de la Reservas Semanales de crudo en Estados Unidos.