Poco tiempo ha durado el impulso alcista por encima de la directriz bajista desde los máximos de noviembre, pues hemos dejado una casi cubierta de nube oscura en los 160$, que ya se marcó como resistencia en la segunda mitad de enero y casi todos los meses de este año la hemos tocado. De momento toca seguir esperando la rotura:

 
gs