La minera que desató los miedos de todo el sector siendo la primera en poner en duda la sostenibilidad del negocio por su alto endeudamiento, sigue vendiendo activos, y ahora le ha tocado a su unidad de agricultura. En concreto, ha vendido el 40% de la misma un fondo de pensiones de Canadá por un total de 2500 millones de dólares en efectivo.
 
Vean cómo cerró al final de la sesión de ayer en gráficos semanales, luchando contra el canal bajista que guía la acción desde hace tiempo. La muestra de interés comprador con repunte de volumen alto y fuerte sobreventa en el año 2015, ha supuesto una cierta estabilización del valor, pero hasta que no salió de la sobreventa y el RSI rompió su directriz bajista, no se produjo una mejora sustancial de la cotización.
 
glen