En la prensa se está diciendo que las negociaciones con Siemens se han estancado primero por la incertidumbre política de España que puede traer consigo una incertidumbre regulatoria que ponga las cosas mucho más difíciles o que el coste de la operación se dispare. También, por las dudas acerca de que la alemana se viera obligada a tener que poner encima de la mesa una oferta por el total de la compañía.

Lo anterior está generando pérdidas superiores al 3% en la empresa, pero el problema no es la bajada de hoy, el problema está en el gráfico semanal que tienen a continuación.

Si se fijan, el RSI mantiene una clara divergencia bajista que ha estado intentando superar en el último mes con respecto al precio, pero es que el acumulación distribución se ha alejado de los máximos recientes y amenaza comprender un cierto impulso alcista, pero lo peor de todo es que se abre la posibilidad a dejar una karakasa invertida en los máximos y ahora mismo ya tiene repunte de volumen porque es superior al de ayer, por lo que debemos tener muchísimo cuidado por si vamos a dejar una muestra de interés vendedor, que es lo que más preocupa, pues enfatizaría que la operación con Siemens están peligro.

 
gamesa