Parece que finalmente la media de 100 días ha actuado como fiel soporte para el futuro del mini S&P 500 y ahora se ha plantado en la media de 50. Véase gráfico adjunto