El PMI que hemos conocido es un arma de doble filo. La contracción es negativa para la economía pero puede acabar de presionar al BoE a tomar medidas en agosto, lo que es positivo para el mercado. Por todo, toca estar atentos a su comportamiento.

Si miran el gráfico a días verán dos muestras de interés vendedor que marcan la resistencia y el duende es el RSI pues está lateral y nos puede meter en un problema si pierde la directriz alcista:

 
ftse100