Wall Street está cerrado y no hay ganas de hacer nada, pero el PMI de construcción en contracción está dañando mucho a los valores inmobiliarios, así que tiene una clara presión bajista. Como se puede ver en el gráfico, ahora podemos esperar algún tipo de prueba de soporte a la directriz bajista desde los máximos de 2015:

 
ftse100