Ya saben que este par marca muy bien el apetito para el riesgo por el carry trade que se hace entre JPY y activos en USD.

Vean a semanas cómo la pasada dejamos una karakasa invertida justo cuando estábamos rompiendo al alza el canal bajista de este año.

La muestra  de interés vendedor en muy mala posición ha funcionado muy bien, y hemos buscado soporte en la media de 200 semanas, donde se está rebotando.

Pues bien, hay que seguir muy de cerca esta evolución porque si perdemos la media los problemas volverán a los activos de riesgo al cerrar posiciones y recuperar yenes cancelando el carry trade.