Como se puede observar el gráfico adjunto, hace dos sesiones volvimos a tocar la zona de los mínimos del mes y una vez más entramos en sobreventa, pero esta vez el RSI marcó una divergencia alcista, por lo que las dos karakasas se toma como una especie de doble suelo que necesita confirmación, pero por lo menos nos estamos alejando de los mínimos del mes y eso ya es algo.
 
La resistencia la tenemos en el 38,2% de la bajada desde los máximos del mes, por lo que esta es la zona que debemos tener vigilada junto con los mínimos del mes para ver si la situación puede ir a mejor con ese doble suelo.
 
usdjpy