La semana pasada conseguimos superar la zona de los 120 puntos y alcanzamos la zona de los 122, donde rondan los máximos de diciembre.

En el gráfico adjunto se ve perfectamente cómo dejamos una karakasa invertida en esa zona que muestra interés vendedor en zona de resistencias, lo que nos ha parado absolutamente en seco desde entonces.

El movimiento alcista no nos ha conseguido meter en la sobrecompra, pero sí estuvimos en dicha zona en diciembre, por lo que tenemos una especie de doble techo con una ligera divergencia bajista en el RSI, así que debemos estar pendientes de la tendencia alcista de este indicador desde los mínimos de enero y también con atención a lo que pueda decir la reserva federal el miércoles que viene, porque seguro que va a mover al dólar.
usdjpy