Llevamos unos días pendientes de lo que pueda hacer este par por la posible bandera que pudiera ejecutar, pero por el momento nos toca esperar.


Van que el jueves pasado dejamos a días una karakasa invertida en la parte alta del canal bajista, lo marcó una espera que se atribuyó a las elecciones francesas.

Ahora estamos atacando otra vez esa zona pero el movimiento es ligeramente negativo, así que se mantiene la espera a ver qué pasa.

Mientras tanto, los ojos puestos en el RSI que tiene una directriz alcista clara y si la pierde, la resistencia en precio tomará tamaño y en ese momento hay que estar pendientes de que pudiera darse un retroceso en precio importante.