Otro efecto secundario más de los comentarios de la Presidenta de la Reserva Federal ayer ante el Congreso de Estados Unidos, lo estamos viendo en el dólar-yen.

Si miran el gráfico adjunto verán que estamos descendiendo -0,2% pero el RSI está pisando por debajo de la directriz alcista desde los mínimos del mes pasado, por lo que la tendencia alcista de corto plazo está empezando a tener más de una resistencia.

Debemos seguir vigilando por si el precio acaba perdiendo también la directriz generada en la rotura de tendencia bajista de los máximos reciente.


usdjpy