Ya sabíamos que estábamos en una zona peligrosa en este par porque la fuerte revalorización del yen presionaría al gobierno a intentar hacer algo para pararlo, ya que el aumento del precio del dinero encarece los productos comprados por el país, lo que obliga a tener que vender yenes y comprar activos en los países principales que compran sus productos para intentar mantener la moneda bajo control.
 
Hoy, el gobernador del Banco de Japón ha dicho que la revalorización que ha tenido reciente su moneda es excesiva, unos calificativos que no es fácil escucharles a los a los japoneses, así que ha sonado a advertencia en toda regla, aunque todo el mundo espera ver algún tipo de paso al frente pero en la zona de los 105, donde hay un soporte natural y donde cualquier intervención fuerte del Banco de Japón tendría más explosión en el mercado.
 
De momento, el par está tomándose un respiro ya que nos hemos acercado mucho a la zona del 110, donde tenemos la primera resistencia en forma de 38,2% del retroceso de la bajada desde los máximos anteriores, pero en realidad la espera es del dólar, no del yen, ya que pasa exactamente lo mismo que con el eurodólar, pues que dependiendo del resultado de la reunión de este fin de semana de productores, tendremos un aumento o una disminución de la presión sobre la inflación que viene por parte del crudo, así que es un apoyo o ausencia del mismo para el dólar.
 
usdjpy