Vean en el gráfico de Bloomberg cómo tenemos a tiro un impresionante soporte que se ha fusionado con la SMA200. La media ya ha actuado como soporte no hace mucho. También recuerden que esta par se usa en carry-trade, así que una cancelación de la tendencia alcista hará daño a esas positiciones y puede tener consecuencias en los activos de riesgo.

Este posible movimiento hay que tenerlo muy en cuenta, porque en la semana los cortos netos de Yen suben a 64.707 desde los 60.728 de la semana anterior, por lo que son muchas posiciones con más de uno y de dos stops de cancelación en niveles muy claros. Los que quedan en activos parece que corresponden a operaciones de largo plazo y se espera que puedan aguantar los movimientos que se produzcan mejor que los demás, pero con estas cosas nunca se sabe y esos niveles no son fáciles de perder de forma muy clara, sobre todo porque EEUU está a las puertas de un ciclo de subidas de tipos y eso apoya a este par.
 
 
yen