Vean en el gráfico a semanas cómo estamos dentro de un canal bajista perfecto.


La semana pasada cayó el soporte de la media de 200 semanas. El RSI está también bajista y ya saben que la bajada de este par implica deshacer posiciones en riesgo y cancelar préstamos en yenes para invertir en activos en USD. Por lo tanto, ahora estamos en doble soporte, la media de 50 semanas y también la parte baja del canal. Esto podría darnos algo de estabilidad, pero debemos estar atentos por si según nos vamos acercando a las elecciones francesas abrimos oportunidad para perder los dos soportes a la vez y eso acelera las pérdidas.