El BoJ se mantiene en sus trece y no aumenta las medidas, lo que está dando más fortaleza al Yen, presionando a la baja este par que se beneficia también de las dudas con la FED.
 
No hemos superado el 38,2% del retroceso de la bajada desde los máximos de febrero, por lo que el doble suelo no se ha confirmado y eso puede estar sacando también dinero del par.
 
Como se puede ver, el RSI amenaza con retirar al apoyo al doble suelo y eso puede bajarnos a los mínimos del mes pasado.

usdjpy