El viernes de tuvimos una bajada considerable que nos alejó de la zona de los 110 puntos, donde estaba la primera resistencia colocada en el 38,2% de la bajada desde los máximos de finales de marzo.
 
La bajada del viernes vino por un descenso del precio del crudo a la espera de lo que pudiera pasar en la reunión de Doha de este fin de semana, pero ya hemos visto que el crudo se está desplomando, eso está haciendo que se reduzcan las perspectivas de presión inflacionaria de este factor sobre la economía en general, lo que reduce también las perspectivas de más presión a la Reserva Federal para subir más rápido de lo estimado los tipos de interés. Como consecuencia de todo esto, dejamos un hombre colgado en los máximos del rebote, y hoy estamos teniendo la extensión de ese movimiento.
 
En estos momentos los mínimos del día están cerca de los mínimos de este año, lo que amenaza con perder dicho soporte y acercarnos un poco más a la zona del 105 donde están esos soportes naturales del hombro cabeza hombro que se estuvo creando durante todo 2015 y en donde tendría sentido que el Banco de Japón empezase a apretar las tuercas al mercado porque la fuerte revalorización de su moneda va a hacer daño a su economía.
 
Hasta aquí el primer factor que le está afectando, pero segundo es el terremoto que vivió la zona hace muy poco, lo que, tal como paso con el desastre de Fukushima, están haciendo temer que se saque dinero de fondos internacionales y de activos de riesgo para conseguir liquidez en tiempos difíciles y también por las aseguradoras que tendrán que hacer frente a distintos pagos.

usdjpy